Pestiños

Pestiños

Pestiños. Media: Pestiños A pestiño is a Christmas or Holy Week pastry that is popular in Andalusia and other regions of southern Spain. It is a piece of dough, deep-fried in olive oil and glazed with honey or sugar. Pestiños. are a Spanish cookie from Andalusia and other regions of Southern Spain.

Pestiños Another great Christmas cookie recipe is the one for lemon snowball cookies. They bring out the holiday spirit just. Pestiños are a traditional Spanish pastry made from flour, aniseed, olive oil, wine and a little sugar. Usted puede tener Pestiños utilizando 13 Ingredientes y 18 pasos. Así es como conseguir esa.

Ingredientes de Pestiños

  1. Es 260 Gr de harina de trigo.
  2. Necesitas 1 Cucharadita de levadura química (tipo Royal).
  3. Es de La piel de media naranja y de medio limón (si lo prefieres puedes poner la ralladura).
  4. Necesitas 75 Ml de aceite de oliva suave.
  5. Necesitas 1 Cucharadita de anís verde o matalahúva.
  6. Necesitas 1 Cucharadita de sésamo o ajonjolí.
  7. Prepararse 75 de de vino de jerez o vino blanco semi seco.
  8. Prepararse 1 Pizca de sal.
  9. Es de Aceite de oliva suave, virgen extra o de girasol para freírlos, el que prefieras.
  10. Necesitas de La piel de media naranja y de medio limón para aromatizar el aceite (opcional).
  11. Es de Para bañarlos:.
  12. Prepararse 200 Ml de miel.
  13. Prepararse 80 Ml de agua.

This flaky, twisted fritter is most often served at Christmas and Easter. Pestiños son pasteles tradicionales de España, hechos de harina, aceite de oliva, vino, azúcar y anís. Pestiños (Sweet Spanish Fritters) No seas pestiño means "don't get on my nerves". But while making pestiños is not nerve-racking, you do need to pay attention when both mixing and frying.

Pestiños paso a paso

  1. Preparación tradiconal: Comenzamos poniendo una olla al fuego con los 75 ml de aceite, el anís verde (o matalahúva), el sésamo (o ajonjolí) y la cáscara de naranja y de limón, vamos a infusionar unos 8 minutos a fuego medio, después retiramos del fuego y dejamos que pierda temperatura.
  2. En un bol ponemos la harina, el vino, la pizca de sal y el aceite infusionado (sin colar) solo retiramos las cáscaras de los cítricos, removemos y mezclamos con una cuchara de madera, terminamos de amasar durante varios minutos sobre una superficie de trabajo para después formar una bola con la masa que cubriremos con film transparente y dejaremos reposar una media hora.
  3. Mientras tanto preparamos el almíbar de miel, para ello echamos la miel y el agua en un cazo, llevamos a ebullición y enseguida apartamos para que vaya enfriando, como la masa ya habrá reposado vamos a estirarla con ayuda de un rodillo, intentando que nos quede muy finita, e iremos cortando cuadrados de aproximadamente 6×6 cm.
  4. Seguidamente ponemos una sartén o una olla al fuego con abundante aceite a fuego medio-alto, podemos poner una cáscara de naranja o de limón o de ambos y cuando el aceite esté caliente las retiramos, esto hará que el aceite se infusione cogiendo el aroma de los cítricos.
  5. Mientras se calienta cogemos un vaso de agua, lo dejamos al lado, entonces iremos cogiendo los cuadrados de masa y juntando dos de las esquinas opuestas poniendo además una gotita de agua en medio de las dos para que queden sellados y con forma de lazo, como en la foto.
  6. Es hora de comenzar a freírlos, los iremos echando de pocos en pocos, primero para que no baje la temperatura del aceite y luego para estar más pendientes de que no se quemen y poder darles bien la vuelta, cuando los veamos doraditos los vamos sacando y colocando en un plato o fuente con papel absorbente para que suelten el exceso de grasa.
  7. Por último los iremos cogiendo con una pinzas de cocina para no pringarnos mucho y los iremos bañando muy bien en el almíbar de miel dándoles la vuelta para que lo cojan bien y después los vamos colocando sobre una rejilla hasta que ya no chorreen y estén listos para consumir.
  8. Una vez hayan enfriado por completo los servimos en un plato o fuente y si nos sobran podemos conservarlos en una caja de las de galletas, aunque no creo que te duren mucho….
  9. Preparación con Thermomix: 1. Ponemos en el vaso los 75 ml de aceite, el anís verde (o matalahúva), el sésamo (o ajonjolí) y la cáscara de naranja y de limón, vamos a infusionar programando 8 minutos, temperatura 90º, velocidad cuchara, giro a la izquierda, pasado el tiempo quitamos el vaso de la base y esperamos unos 10 o 15 minutos para que baje la temperatura del vaso.
  10. Acabado el tiempo retiramos las cáscaras de naranja y de limón, e incorporamos el resto de ingredientes, el vino, la harina, la levadura y la pizca de sal, programamos primero 5 segundos, velocidad 6 para mezclar y luego amasamos programando 5 minutos, velocidad espiga, debemos conseguir una masa elástica, que no quede pegajosa y debe ser fácil de manipular, luego la sacamos del vaso, formamos una bola con la masa que cubriremos con film transparente y dejamos reposar media hora.
  11. Mientras tanto preparamos el almíbar de miel, para ello lavamos y secamos bien el vaso, echamos en el la miel y el agua, programamos 5 minutos, temperatura 90º, velocidad cuchara, luego volcamos el almíbar en un bol pequeño y hondo después lo reservamos para luego bañar en el los pestiños.
  12. Como la masa ya habrá reposado vamos a estirarla con ayuda de un rodillo, intentando que nos quede muy finita, e iremos cortando cuadrados de aproximadamente 6×6 cm, ponemos una sartén o una olla al fuego con abundante aceite a fuego medio-alto, podemos poner una cáscara de naranja o de limón o de ambos y cuando el aceite esté caliente las retiramos, esto hará que el aceite se infusione cogiendo el aroma de los cítricos.
  13. Mientras se calienta cogemos un vaso de agua, lo dejamos al lado, entonces iremos cogiendo los cuadrados de masa y juntando dos de las esquinas opuestas poniendo además una gotita de agua en medio de las dos para que queden sellados y con forma de lazo, como en la foto.
  14. Es hora de comenzar a freírlos, los iremos echando de pocos en pocos, primero para que no baje la temperatura del aceite y luego para estar más pendientes de que no se quemen y poder darles bien la vuelta, cuando los veamos doraditos los vamos sacando y colocando en un plato o fuente con papel absorbente para que suelten el exceso de grasa.
  15. Por último los iremos cogiendo con una pinzas de cocina para no pringarnos mucho y los iremos bañando muy bien en el almíbar de miel dándoles la vuelta para que lo cojan bien y después los vamos colocando sobre una rejilla hasta que ya no chorreen y estén listos para consumir.
  16. Una vez hayan enfriado por completo los servimos en un plato o fuente y si nos sobran podemos conservarlos en una caja de las de galletas, aunque no creo que te duren mucho….
  17. Tan crujientes por fuera y a la vez tan mojaditos por dentro… Yo ya no quiero ni puedo vivir sin ellos, mira que hojaldrados quedan… creo que estos caerán muy a menudo, me da a mi…
  18. Sugerencias: -Otra manera muy tradicional de servirlos es, una vez están en el papel absorbente, los pasamos por azúcar con canela, igual que las torrijas, de las dos formas están ricos, pero yo sin duda me quedó con el almíbar de miel -También puedes baña
    r la mitad de miel y la otra mitad en azúcar con canela.
Ver también  Tarta de queso y arándanos ligera

These crunchy fritters are popular in Andalusia, where cooks fry with passion. Pestiños means Easter, tradition, community and a beautifully intoxicating aroma of orange blossom and anise. The honey-bathed pestiños are one of the many Spanish sweets for which we need to thank the Moors. We'll talk about the very strong Arab influence in the Spanish gastronomy some other time. Receta de Pestiños de miel y con azúcar.

Ver también  ✅🗣📢 Tarta de Manzana con Crema Pastelera y Gelatina de Manzana
Ambos tenemos la afición de publicar en sitios web sobre comida y los miembros son personas que a menudo opinan en varios medios.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back To Top